Saltar al contenido

Cómo eliminar las algas de la piscina

Como eliminar algas de la piscina

¿Quieres saber como eliminar las algas de la piscina? ¿Tu piscina está verde y no sabes que hacer? En este post vamos a contarte los mejores trucos y consejos para combatir las algas en tu piscina.

Tener una piscina se convierte en un espacio donde se puede compartir y disfrutar, ya que es muy refrescante zambullirse en un agua limpia y cristalina. Pero, cuando tiene un color verdoso, o peor aún, pequeñas plantas acuáticas dentro de ella, es signo de suciedad y falta de mantenimiento. Por lo que necesitas saber cómo eliminar las algas en la piscina y así deshacerte de ese molesto problema.

Dentro de la piscina puedes encontrar algas verdes y marrones que aparecen en el suelo y pared de la alberca. Además de las negras que puedes ver en la separación de las cerámicas. Pero para todas ellas existen soluciones que te permitirá eliminar estas algas.

¿Qué son las algas y por qué aparecen en las piscinas?

Las algas son plantas capaces de producir la fotosíntesis, que viven en el agua pero necesitan de luz solar para poder crecer.

La aparición de algas en las piscinas ocurre cuando el cloro que tiene no es suficiente para combatir las esporas que pueden llegar a la piscina de muchas formas. Tales como el viento, la lluvia o los bañistas. Y que una vez que llegan y encuentran las condiciones adecuadas para crecer, comienzan a reproducirse hasta instalarse.

Condiciones para que las algas se reproduzcan

  • Alta temperatura del agua en la piscina.
  • Desequilibrio del PH.
  • Limpieza deficiente en la filtración y la superficie de la piscina.
  • Falta de circulación continua del agua.

Estas son las razones más comunes por las que se produce un ambiente ideal para el crecimiento de las algas. En este sentido, para combatir este problema se tiene que realizar un óptimo mantenimiento que puede evitar el hábitat que necesitan estas plantas. Es por ello que a continuación te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte a solucionar el problema.

Pasos a seguir para eliminar las algas de la piscina

Necesitarás hacer un tratamiento con mucha dedicación, que puede parecer bastante engorroso. Pero, para ver los resultados y desprenderte de esas molestas plantas, tienes que realizar los siguientes pasos al pie de la letra:

Limpiar las paredes de la piscina

Para este primer paso necesitas de un cepillo con el que puedas restregar con fuerza toda la piscina. Sobre todo las superficies donde se hayan asentado las algas para que puedas arrancarlas de allí. No apliques ningún producto químico hasta veas removida gran cantidad de ellas.

Aspirar los restos de algas

El siguiente paso es deshacerse de toda esa suciedad que fue removida de la superficie de la piscina. Ya que mientras menos algas queden en el agua, será más efectivo el siguiente paso para suprimirlas.

Revisar el PH

Antes de utilizar cualquier método de tratamiento, se debe comprobar que el PH sea estable. Debido a que un PH desajustado puede reducir considerablemente la efectividad del cloro o cualquier producto químico que se utilice para la limpieza. En este sentido, los niveles de PH adecuados son entre 7.2 y 7.6.

En este artículo te hablamos de como mantener el PH de tu piscina.

Comprobar el sistema de filtración

No se puede aplicar ningún tratamiento si el sistema de filtración no está funcionando correctamente. Por lo que es necesario revisarlo y limpiarlo, para asegurar la eficacia de los productos a utilizar. Pero, este proceso tiene que durar al menos 24 horas para comprobar que puede limpiar la piscina.

Iniciar con el tratamiento de choque contra las algas

Se conoce por este nombre al ser un método definitivo para eliminar las algas de las piscinas. Sobre todo, las que se encuentran flotando en el agua, por lo que es importante el paso donde se cepillan todas las paredes y el suelo, ya que este tratamiento es poco efectivo en dichas superficies.

Para este tratamiento necesitarás de cloro de acción rápida, conocido también como “dicloro”. Como este producto es agresivo, debes leer las indicaciones y seguir la serie de pautas para su utilización.

Tratamiento algas piscina

Comprobación de resultados

Este proceso no es rápido,  de hecho, para que se eliminen por completo las algas, pueden necesitarse varios días. De acuerdo al estado que se encuentre el agua de la piscina. Pero puedes hacer el primer chequeo al transcurrir 24 horas de aplicar el tratamiento de choque. En este sentido, revisa constantemente la bomba, ya que las esporas de las algas pueden alojarse en el motor de la bomba o en el filtro.

Una vez que han pasado por lo menos 3 días y no vez rastros de algas, tendrás que hacer uso de un limpia fondos o en su defecto, un aspirado con un robot de piscina. Así te aseguras de eliminar cualquier partícula que pueda haber quedado en algún lugar. Como las algas se reproducen rápidamente, si no haces los pasos con cuidado y no las eliminas en su totalidad, pueden aparecer a los pocos días.

Luego de cerciorarte que has eliminado las algas, debes lavar nuevamente el filtro, así tienes certeza de que no permanezca ninguna espora. Colócalo limpio de nuevo en su lugar y disfruta de una agua limpia y cristalina en tu piscina.

Como mantener la piscina sin algas

Una vez que se tiene un problema con algas en la piscina no queremos que regresen. Por ello es importante que mantengas la piscina en buenas condiciones. En este sentido, ten controlado siempre el PH del agua para que no se torne turbia ni irrite a los bañistas. También debes desinfectar el agua seguidamente, sobre todo cuando se usa con frecuencia. Esto implica utilizar cloro suficiente para combatir los microorganismos.

Garantiza que el sistema de filtración siempre se encuentre en buen funcionamiento para que el agua circule y se puedan eliminar partículas indeseadas. Además se recomienda vaciar la piscina cada cierto tiempo para y cepillarse para cambiar el agua e eliminar impurezas de las paredes y el suelo.

Cuando se decida no tener en uso por mucho tiempo, lo mejor es que se mantenga vacía. Ya que las algas crecen en el agua, y al no tener esta condición no podrán aparecer. Preferiblemente debe taparse para que la tierra y la lluvia no se estanque y pueda crear un ambiente idóneo para la proliferación no solo de algas, sino también de otros organismos dañinos. Así cuando se desee utilizar nuevamente solo necesitará de una limpieza poco profunda para llenarse.